jueves, 4 de abril de 2013

Costilla asada en "salsa barbacoa" casera

Vamos con un poco de chicha que ya es hora. además como siempre fácil no, facilísimo. Y sin manchar apenas, que limpiar después de cocinar y comer puede convertirse en un autentico anís!
Por eso vamos a usar el horno, rápido, practico, sano y limpio. Chavales y chavalas, el horno es el aliado perfecto. Carne, pescado, un pollo, una lasaña, una empanada, pizza, bizcocho, lo acepta todo. Preparar, meterlo dentro y a zampar. Cocina por ti y no lo pones todo perdido que más se puede pedir.

1 kilo de costillar de cerdo
1 vaso de coca-cola
ketchup, mostaza, vinagre

1. Quitar el exceso de grasa de la carne con un cuchillo. Horno a 180-200º.
2. En un cacillo al fuego, poner la coca-cola, chorrretón de ketchup, mostaza y vinagre al gusto. remover unos minutos hasta que caramelice y espese.
3. Salpimentar ligeramente. Con una brocha untar la carne generosamente, no os cortéis, embadurnarla bien. Ponerla en una fuente y al horno.
4. Asar unos 45 minutos, dependiendo de la cantidad de carne. Durante la cocción untar la carne con la salsa un par de veces para que no se quede seca.

Listo y sin mancharnos las manos apenas. Claro que ahora si que os vais a pringar porque vais a comeros unas cuantas costillas con la manicas. La salsa le da un toque dulce que se te va la olla, a chuparse los dedos.
Podéis poner unas patatas envueltas en papel de aluminio de una en una, durante toda la cocción, asadas quedan muy bien.
Y después de la comida contundente, me pongo Dirty Harry con el señor Eastwood, este si que era contundente.


1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar